13 Consejos para mantener la fluidez en inglés de por vida




por Justin Murray de Real Life English

¿Cuál es el secreto para alcanzar la fluidez en un idioma?

No hay una respuesta tajante, de la misma forma que no existe una sola definición para fluidez. Contamos con millones de métodos, tests y programas que intentan ayudarnos para lograr nuestro objetivo pero, pueden resultar tan útiles como ineficaces. La mayoría no logra desvelarnos cuáles son esos ingredientes claves para mantener la fluidez.

 Hay ciertos ingredientes para conseguir fluidez, como por ejemplo, una comunicación eficaz, la competencia gramatical, el conocimiento cultural, y la confianza en uno mismo; pero a la hora de la verdad, cada estudiante tiene su propia receta. 

 Aunque estos consejos estén divididos por las diferentes etapas del proceso de aprendizaje, según los niveles de fluidez: inicial-intermedio-avanzado, podrían y deberían ser aplicados a lo largo de todo el proceso.

ENCUENTRA TU CAMINO HACIA EL APRENDIZAJE

1. Averigua POR QUÉ quieres aprender: Hazte esa pregunta crucial a ti mismo. Intenta encontrar la respuesta y úsala como lema durante todo el proceso. ¿De verdad tienes ganas de aprender?  ¿Es tu deseo, o quizás es lo que otros esperan de ti? Hasta que halles ese POR QUÉ en tu interior, tengas acceso a él y pase a formar parte de tu actitud, tú camino hacia lograr la fluidez será difícil, aburrido e ineficaz.

Pero si tu “porqué” es firme y sincero, te servirá de inspiración y te alentará a lo largo de todo el proceso. Los mejores estudiantes de idiomas tienen claro por qué están aprendiendo, y la razón nunca es porque estén obligados a hacerlo. Esto es lo que llamamos aprendizaje efectivo.

2. Organiza tu vida, planifica tu progreso y fíjate metas: Infórmate de los diferentes métodos, escuelas, y programas de aprendizaje. Debes ser consciente de que, continuamente están apareciendo alternativas y oportunidades de aprendizaje de gran calidad. ¿Prefieres estudiar online, en una escuela o con un profesor particular? ¿Te has planteado el nivel de compromiso que te va a suponer?

Habla con aquellos de tus amigos que ya han estudiado y con los que han obtenido buenos resultados, además analiza las diferentes escuelas. Asiste a clases para averiguar cuál encaja mejor contigo. Y termina fijándote metas, no solo con respecto al inglés (el fin último) sino también en cuanto a tu actitud y metodología a lo largo de todo el proceso.

 3. Créate una red de apoyo: Pídele a tus familiares y amigos que te apoyen. Busca a  mentores, personas que han logrado tener éxito, profesores y amigos del mundo real, pero también comunidades virtuales para el aprendizaje de idiomas (como Real Life English Community de Facebook o Aprende Inglés-Sila Facebook).

Cuantos más estudiantes exitosos te rodeen, más te impregnarás de su actitud, estrategias, apoyo y seguridad. Y lo que es más, cuando te surjan dudas, ellos podrán y, no dudarán, en ayudarte.

4. Métodos efectivos  / Estilos de aprendizaje efectivos: Existen métodos de aprendizaje universalmente efectivos y estilos de aprendizaje personales. Por ejemplo, el Método Comunicativo, es un método muy efectivo de aprendizaje de idiomas para cualquier tipo de estudiante. De hecho, así es como aprendemos de manera natural.

El Método Comunicativo considera la comunicación significativa como el vehículo para aprender un idioma. Se centra principalmente en la función, más que en la estructura (que no es que sea ignorada, sino que la ven como una parte complementaria del proceso.)

Comprender tu forma de aprendizaje significa saber cómo tú, como individuo, aprendes. ¿Eres más visual, auditivo o quinesiológico? Como norma general, las cosas que habitualmente te gusta hacer, suelen estar más acordes con tu forma de aprendizaje. Si aprendes mejor de manera visual, quizás deberías decantarte por los programas de televisión y las películas pero, si eres un estudiante más auditivo, los podcasts y la música  te resultarán más útiles.

Si no sabes cómo aprendes, presta atención mientras avanzas y experimenta con diferentes estrategias porque así aprenderás mucho sobre ti mismo. Esto explica muy bien por qué a la gente que aprende una segunda lengua en edad adulta, le resulta mucho más fácil aprender una tercera. Porque son conscientes de cómo aprenden.

5. Sé responsable de tu aprendizaje: Sin excusas. Tírate de cabeza a la piscina. Aprende a disfrutarlo. Si no te sientes motivado, no te rindas. Asume la responsabilidad y averigua qué es lo que no marcha bien. Si no estás aprendiendo, pregúntate el por qué. Quizás sean las circunstancias y las personas que rodean tu proceso de aprendizaje. Pero nadie puede aprender un idioma por ti.

No puedes achacarlo a que no encuentras el momento adecuado, ni a la falta de tiempo, dinero u oportunidades. Tienes que desearlo tanto, que puedas superar cualquier obstáculo externo. Todo lo bueno se hace esperar, pero si te diviertes mientras tanto, te habrá valido la pena. Sin embargo, a veces, ser responsable significa tener el valor de cambiar lo que te rodea.

CAMINO HACIA LA FLUIDEZ

6. Ten la actitud correcta (Disfruta del viaje y del destino): Evalúa de manera constante tu actitud con respecto al aprendizaje del inglés. Aprender un idioma no es como aprender matemáticas o ciencias. Y si fue así como estudiaste inglés en el colegio, es el momento de que cambies tu  perspectiva.

Un aprendizaje efectivo es estimulante, interesante y es como una especie de soplo de aire fresco. Un aprendizaje efectivo significa disfrutar del proceso Y esforzarte por lograrlo. Piensa en un momento cuando disfrutaste del aprendizaje, cuando sentiste que el tiempo se te pasaba volando y deseabas volver a repetirlo.

Lograr este tipo de aprendizaje no es nada fácil pero, si sigues todos los consejos/pasos ya mencionados, y además tienes una idea de cómo debería ser, podrás comenzar a integrar la actitud, las redes de apoyo y los recursos para que todo te resulte más fácil. De este modo, conseguirás que el proceso sea más entretenido y cumplirás tu objetivo.

7. Dedícale tiempo cada día/ Crea Rutinas: Sé constante, comprometido y tenaz con tus esfuerzos.  Destacar en algo se consigue con el trabajo diario, no con dos horas por semana. Deberías incluir el inglés en tu día a día o, al menos, 5 ó 6 días por semana. Nadie destaca en nada si no se aplica a diario. Probablemente no necesites “estudiar” cada día, pero deberías buscar  momentos adecuados en tu rutina diaria en donde puedas crear hábitos que te ayuden a entretenerte con el inglés, disfrutarlo y aprender de una manera relajada.

Algunas de nuestras recomendaciones son Lifestyle English (en el punto 10), que incluye el aprendizaje con música, programas de televisión, podcasts, aparte de comunidades online y otros recursos. Aprenderás algo cada día con la Real Life English International Community, de forma gratuita.

8. No aceptes la mediocridad: No aceptes ni tu mediocridad ni la de la gente envuelta en tu proceso de aprendizaje. Y remitiéndonos al punto anterior sobre cómo conseguir destacar, ser mediocre significaría tratar al inglés como un hobby que haces dos veces por semana. Acepta que nunca serás 100% perfecto en tu camino a la fluidez, pero puedes aprender mucho con cada paso, y nunca te sentirás mediocre.

Resulta cómodo ir por la vida, como un sonámbulo, llevando una actitud mediocre, un plan mediocre, un objetivo mediocre, un propósito mediocre, una escuela y un profesor mediocre, o una actitud mediocre en cualquiera de estos 13 consejos Ya sabemos que se recibe lo que se da, y la fluidez no se logra con una actitud mediocre. Cuando empiezas a esperar lo mejor de los demás, y de ti mismo, comienzan a sucederte cosas increíbles.

baby9. Relájate, Diviértete y no seas tan duro contigo mismo: Intenta que esto sea lo más interesante y entretenido posible. Imagina que tu inglés es un bebé que está aprendiendo a caminar. Al bebé hay que dejarle mucho espacio, protección, apoyo y hay que tener paciencia con él, para que pueda caerse todas las veces que le sean necesarias, se lo pase bien y que así aprenda, sin sentirse juzgado.

Una de las cosas que hace que el aprendizaje de los niños sea tan increíble es que todo esto les sale de manera natural. Como Dan Millman  lo ilustra en su libro Maestría de Cuerpo y Mente

Si los bebés tuvieran la misma actitud de autocrítica que los adultos, jamás aprenderían a caminar o hablar. Os imagináis a los niños con una pataleta diciendo: “¡Aarggg! ¡Hay que joderse!” Pero, afortunadamente, los bebés están libres de esa autocrítica y simplemente siguen practicando.”

Tu inglés es tu niño y como tal, se merece toda tu paciencia y amor para crecer (no le castigues porque se equivoque, equivocarse forma parte de cualquier proceso de aprendizaje).

 10. Haz del inglés un estilo de vida: Que el inglés forme parte de todo lo que ya haces o te guste hacer. Esto es lo que llamamos inglés para la vida. Aunque a veces te cueste bastante entender lo que dicen, simplemente estando en contacto con algo que te GUSTA, te ayudará, poco a poco, a que acabes comprendiéndolo.

Si te gusta escuchar música en inglés, ahora intenta entender la letra. Si te gusta ver programas en la tele, síguelos habitualmente. Mientras cocinas escucha la radio online, música podcasts, y cosas por el estilo. Pon en inglés la configuración de tu Facebook, móvil, correo electrónico y otro tipo de programas y aparatos. Usa tu imaginación.

MANTENER LA FLUIDEZ EN INGLÉS

11. Entiende que fluidez no es sinónimo de perfección: La gente que no habla inglés ve a los que sí lo hacen, y piensan que hablan perfectamente. Lo cierto es que muy pero que muy pocos hablantes de inglés no nativos, hablan perfectamente (y hasta los propios nativos cometen errores). Aunque sean incapaces de admitírtelo o admitírselo a sí mismos, la mayoría de los hablantes con fluidez en inglés comete errores, tienen un marcado acento debido a su particular procedencia, y lidia su particular batalla con sus propios problemas.

La cuestión es que la fluidez, no tiene nada que ver con la perfección, algo que para un no nativo es bastante imposible de lograr. La fluidez está relacionada con la comunicación significativa, y viene acompañada de un preciado mundo  de oportunidades culturales y profesionales.

12. Evalúa constantemente y actualiza tu proceso: Así como la paciencia es un punto a tu favor en el aprendizaje de idiomas, no puedes tener miedo a ir realizando cambios y actualizando tu proceso de vez en cuando.  Lo que en un principio te funcionó quizás, ahora, haya dejado de resultarte útil. Es importante que cada paso que des en tu camino tenga un aire nuevo y espontáneo.

Esto podría significar que tuvieras que cambiar de recursos, de estrategias de aprendizaje o incluso de escuela o profesores. Te recomiendo que evalúes tu progreso cada 4 ó 6 meses. Pregúntate a ti mismo qué tal van las cosas. Esto requiere un alto grado de conocimiento de uno mismo y a veces, de atrevimiento, pero resulta vital. Puede que te preguntes: ¿Te estás divirtiendo? ¿Estás aprendiendo? ¿Sigues sintiéndote inspirado? Y si no es así, ¿cuál es el problema?

Hazte responsable de tu progreso.

13.  Sé dinámico, Crea oportunidades y usa la tecnología: En línea con el inglés para la vida (punto 10), para llegar a alcanzar el nivel en donde la fluidez permanente es una posibilidad real, haz de ser muy dinámico. El inglés debe ser una parte de tu vida diaria. Debes estar continuamente creando oportunidades en donde puedas usar el inglés.

Esto puede que incluya un estilo de vida en el que se fomenten los viajes a países angloparlantes, pero sobre todo, debería incluir un profundo entendimiento y uso de ciertas estrategias que te permitan entrar en contacto con el idioma, en cualquier parte del mundo, como por ejemplo, los podcasts, los programas de radio online, películas y programas de televisión, las comunidades locales que organizan reuniones presenciales para hablar en inglés, como es el caso de Real Life English y Couchsurfing.

ATENCIÓN: REINVENTA TU INGLÉS

Estos consejos están destinados a los estudiantes de inglés con diferentes niveles, con lo cual, algunos de ellos te pueden parecer demasiado obvios, pero pienso que todos necesitamos que nos los recuerden a menudo. Creedme, la mayoría de estos consejos pueden ser empleados para conseguir el éxito en cualquier aspecto de la vida.

Todos estos consejos no están destinados única y exclusivamente, a lograr la fluidez en inglés, pero aquéllos que lograron recorrer el camino hacia la fluidez saben lo que quieren, organizan sus vidas para conseguir sus sueños, y son dinámicos (saben adaptarse a las circunstancias). Saben que deben hacer para lograr su sueño, deben pensar en él como en un plan con fecha límite, se rodean de las personas necesarias para que les guíen y les ayuden por ese camino y saben disfrutar del camino viéndolo como una parte de su existencia.

Son los mismos ingredientes que se necesitan para lograr el éxito en cualquier ámbito de la vida. Solo tienes que plantearte lo mucho que lo deseas, comenzar a andar, caerte de bruces y levantarte, cuantas veces sean necesarias, con una sonrisa en la cara. ¡Buena suerte! Puedes contar con  Real Life English para ayudarte en tu camino hacia la fluidez.

Nos encantaría que nos contaras tu experiencia y tus sensaciones en el aprendizaje de idiomas. Así como cualquier problema, algún consejo que quieras dar o cualquier opinión que desees aportar. Si te ha gustado este artículo, te agradeceríamos que pulsaras en el “me gusta,” ya que nos resultará de gran ayuda para el proyecto de RLE.  Si aún no formas parte de Real Life International English Community de Facebook, échale un vistazo y plantéate unirte (es gratis).

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir, de manera gratuita, las novedades de Real Life English, con consejos exclusivos para el aprendizaje de idiomas, noticias de última hora, como eventos y el acceso a nuestra inmensa base de datos de artículos. Por último, estaríamos muy agradecidos si difundieras este proyecto y se lo contaras a tus amigos. ¡Muchísimas gracias!

If you want to read this article in English, click here.

Biografía del autor: Justin nació y creció en Seattle, EE.UU. Es el fundador de Real Life English, un nuevo y candente blog para el aprendizaje del inglés como segunda lengua así como una comunidad internacional de aprendizaje. Tienen su sede en Belo Horizonte, Brasil, y aparte de este blog, organizan fiestas mensuales, para la práctica del inglés, en los bares locales.

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.