Las 10 mejores técnicas para aprender gramática inglesa




Gramática inglesa

Ya hemos hablado en muchos casos de las dificultades de aprender la gramática de los idiomas extranjeros y, y todavía es más aburrido bucear en la famosa y temida “Gramática inglesa“. Por eso, ahora os sugeriré algunas de las mejores técnicas para aprender y usar de una manera natural la gramática inglesa.

1) Piensa y usa

Piensa en las reglas gramaticales que te enseñan en la clase y crea situaciones en las que puedas usarlas.

Es simple practicar las reglas gramaticales cuando estamos en casa solos o bien con compañeros que estén aprendiendo inglés. Cada vez que aprendemos una regla gramatical, también aprendemos situaciones y contextos en las que estas reglas se usan.

Por ello, si aprendemos por ejemplo el presente continúo, necesitaremos promover conversaciones en las que expliquemos actividades que estamos haciendo en ese mismo momento.

Si estamos en casa escuchando música, hay un montón de canciones con las que podemos “cantar” ese tiempo verbal.

Por otro lado, si estamos aprendiendo las formas comparativas y superlativas de los adjetivos, qué mejor que empezar a describir a personas y objetos y compararlos con otros…aunque las comparaciones nunca fueron buenas ;-).

Por otro lado, para mejorar nuestra gramática en base a las situaciones y contextos que se nos muestran, también nos ayudará mucho el hecho de pensar y crear frases sueltas. De esta manera aprenderemos a pensar en inglés…un tema peliagudo pero fundamental en cuanto al aprendizaje de cualquier idioma…cómo bien sabéis.

2) Libros

Los libros son una buena fuente para aprender y mejorar nuestra gramática.

Aparte de los libros dedicados a enseñar inglés, para practicar la grammar que aprendemos en clase, podemos tomar un libro escrito en inglésabrirlo por cualquier página y analizar las estructuras gramaticales que se muestran.

Deberíamos subrayar la frase que analicemos, identificar el tiempo verbal o las oraciones subordinadas del inglés que se usen y responder a la pregunta:  ¿por qué se usa esa regla gramatical y no otra?

Además, si son oraciones en afirmativo, también podremos practicar pasando la frase de afirmativa a negativa y a interrogación: “He is living in Madagascar”. Podemos practicar la contracción: “He isn’t living in Madagascar”.  La pregunta: “Is he living in Madagascar?”Puedes seguir jugando: “I wonder why, from all places in the world, he would choose living in Madagascar”. 

3) La tele y las películas

Ya sé que lo he repetido trescientos millones de veces, pero, ver la televisión en inglés es otro de los aspectos que nos ayudará en este aprendizaje.

Ver la TV, aunque no entendamos todo lo que se dice, nos ayudará a interiorizar las reglas gramaticales y se quedarán en algún rinconcito oculto de nuestro cerebro esperando a ser usadas. Es una manera cómoda de aprender, pues no es que debamos hacer esfuerzo alguno y las reglas se van introduciendo en nuestro subconsciente.

Esto no quiere decir que tras ver una película podremos usar la gramática perfectamente, sino que nos será más fácil identificar el uso específico de una regla gramatical.

La gran ventaja que proporciona ver programas y películas en versión original es la facilidad de percibir qué estructura se está usando en un contexto determinado.

Por ello, la televisión y el cine en versión original es una de las técnicas más ventajosas para aprender y mejorar nuestro inglés, tanto para adultos como para niños.

4) Compara con el español

Comparar las estructuras gramaticales que observamos en inglés y buscando su equivalencia en  español nos permitirá encontrar similitudes y diferencias entre ambas lenguas lo cual nos ayudará a aprender mejor la gramática inglesa. Para este tema te recomiendo comprarte libros bilingües inglés-español.

En Amazon o en librerías especializadas tendrás cientos de estos libros para elegir.

¡Escoge el género literario que más te divierta!

Ejemplos:

PRINCIPIANTES

POESÍA

CLÁSICOS

OTROS

Si prestamos atención a la gramática del inglés y a la del español, nos daremos cuenta que la del español es mucho más complicada en lo que representa, por ejemplo, a las conjugaciones de los tiempos verbales.

Las formas de los tiempos son mucho más fáciles en inglés, y lo mismo sucede con el género de los sustantivos.

Fíjate, por ejemplo, que en inglés, salvo algunas excepciones que explico aquí, los nombres no tienen género, mientras que en español tenemos el género masculino y el femenino. Y nuestras reglas sobre este tema son muy complicadas de entender para un extranjero.

Imagínate, por ejemplo, que le estás enseñando español a un inglés y le dices “mira, es muy fácil: las palabras que acaban en “a” son femeninas y las que acaban en “o” son masculinas”. “Genial”, te dirá, “está chupado”, pero luego se irá por esos mundos de Dios diciendo: Laa que leí la poema hacía una clima estupenda y me abanicaba con el mano.

Si te fijas, los angloparlantes que están aprendiendo español siempre la cagan a la hora de elegir el artículo de los sustantivos porque nuestras reglas gramaticales son muchísimo más complicadas que las suyas, o sea, que vamos a aprovecharnos de eso, ¿no?

Por eso, comparar el uso de las estructuras de las dos lenguas nos ayudará a tener más claro cuando usar cada una de ellas y hacerlo de la mejor manera.

5) Canciones

A riesgo de ser pesada con este tema, no me cansaré de repetir que las canciones son una de las mejores técnicas que existen en el mundo mundial de aprender gramática inglesa de una manera súper fácil.

Lo mejor que podemos hacer es encontrar las letras de las canciones, analizar la gramática que se usa en ellas y cantar a toda voz.

Veremos que, en muchos casos, la gramática es diferente a la que se nos enseña en la clase por el uso de contracciones y expresiones contextuales. Sin embargo, la base de la gramática es la misma y, al escucharlo en las canciones que más nos gustan, lo tendremos más claro cuando vayamos a hacer uso de ella.

Para seguir practicando con canciones, no te pierdas esta sección

6) Conversaciones

Intenta mantener conversaciones con el profesor o con personas nativas.

En la actualidad, Internet te acerca a todas las personas del mundo. Por ello, si quieres aprender inglés mientras te lo pasas bien, no puedes dejar de registrarte en las páginas online de intercambio de idiomas y buscar amigos en los Estados Unidos, Inglaterra, Australia, etc.

Con ellos, podrás practicar tanto como quieras todo lo que vayas aprendiendo de la gramática del inglés y, además, conocerás a personas con quien te lo pasarás de maravilla.

7) Viaja

Aunque nuestras economías puede que no estén para muchos gastos, no puedo dejar de recomendarte que, para mejorar tu gramática, viajes.

Tampoco se trata de irte a la otra parte del mundo por mucho tiempo, pero si vas a irte de vacaciones, puedes intentar ir 4 días a Londres o a cualquier otra ciudad de habla inglesa que te pille cerca en la que puedas practicar inglés.

Sin embargo, como te he explicado por ahí, viajar a otros países tendrá mayores beneficios en tu idioma cuanto más tiempo te vayas a vivir en él.

También puedes decidir dejar tus “vacaciones” para otro año y este verano puedes dedicar tus ahorros a hacer un curso de inglés en el extranjero (te puede salir por el mismo precio y volverás hablando un inglés más fluido)…y te aseguro que te lo pasarás bomba.

8) Busca frases interesantes

 gramática inglesaLas frases interesantes son aquellas que encontramos divertidas, inspiradoras o que expresan algo que estamos viviendo en un momento determinado y, por tanto, las memorizamos más fácilmente  Si encontramos o creamos frases que nos gusten y las encontramos sugestivas, siempre las recordaremos y, con ellas, su estructura.

En mi caso, por ejemplo, suelo poner frases divertidas en mi página de Facebook y las suelo traducir al español para que mis seguidores puedan pasar un rato divertido al tiempo que aprenden inglés.

Busca “quotations” chispeantes en inglés; Internet está plagado de ellas. Busca una foto que te guste de cuando presenciaste aquella puesta de sol y añádele la “quotation” con un programa tipo “paint“. Es fácil, divertido y te resultará súper útil.

9) Jugar

Jugar es una de las mejores maneras de memorizar las reglas gramaticales. Hay muchos juegos que están preparados para que aprendamos, tanto dedicados a adultos como a niños.

Hay juegos en los que podemos juntar dos partes de una frase y ver si es correcto; crear etiquetas con las formas de los verbos y otras con las personas, también nos ayudará memorizar las conjugaciones de estos.

Internet es una gran fuente de juegos con los que podremos aprender la gramática inglesa. 

Podremos encontrar juegos interactivos o bien juegos que podremos imprimir. Si quieres probar un curso de inglés online que funcione como un juego, puedes probar alguno tipo Lingualia o Duolingo.

Jugando también podremos pasar un rato divertido con nuestros hijos mientras ellos también aprenden.

10) Ejercicios por Internet

Internet también es una gran fuente de ejercicios interactivos para niños y para adultos: podemos encontrar crucigramas, sopas de letras, juegos de vocabulario, y miles de ejercicios de gramática inglesa.

Hacer estos ejercicios, nos ayudará a memorizar mejor las reglas gramaticales y, además, encontraremos un medio en el que hacer ejercicios de manera más divertida de la que nos proponen los libros de gramática pura y dura.

Conclusión

Como puedes ver, hay muchas maneras en las que puedes mejorar tu nivel de gramática inglesa y, no tiene por que ser ser aburrido.

Si te gusta el idioma y quieres dominarlo para poder viajar y trabajar y negociar con clientes de todas las partes del mundo, no dejes que la gramática sea un problema. Prueba estas 10 técnicas y verás que aprender inglés no es tan difícil y que puede ser mucho más interesante y entretenido de lo que te habían hecho creer.

Además, estas técnicas también te pueden ayudar a conocer a gente nueva y a hacer actividades con ellas o con tus hijos, lo que te permitirá aprender inglés incluso en tu tiempo libre sin que debas renunciar a pasar tiempo con tu familia o a las amistades.

No lo dejes para mañana; el inglés es una lengua que te puede abrir muchas puertas en el futuro próximo y, como ves, siempre hay técnicas que te ayudarán a acelerar el proceso de aprendizaje sin que debas estar todo el día pegado a los libros y estudiando todo lo que hagas en clase.

De hecho, la mejor manera de aprender inglés, no es en la que se memorizan los textos o las estructuras, sino aquella en la que puedes pasarlo bien e ir interiorizando todos los conceptos poco a poco.

Disfruta con estas técnicas y verás que aprenderás inglés mucho más rápido de lo que pensabas, de una manera divertida y, quizás, conociendo a mucha gente en el camino que está en tu mismo barco.

Pues eso, ya no tienes excusas para no adentrarte en el “fascinante mundo” de la gramática inglesa. :-p

Foto proporcionada por Fotalia.com. Los links a Amazon.es pertenecen a mi cuenta de afiliados.Foto proporcionada por Microsoft.

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.