Cómo aprobar un examen de listening en inglés




Este artículo complementa a los 5 recursos esenciales para aprobar un examen de listening, ahora vamos a centrarnos en el momento del examen.

Antes del examen

Para un enfrentarse a un examen de listening se supone que ya debemos dominar una serie de aspectos de la lengua inglesa:

1) Una sola palabra

Si te dicen que tienes que completar tal ejercicio con una sola palabra, no uses ni dos, ni tres… ¡one word!

A veces se nos pide que rellenemos huecos (Listening gap-fill exercises) con una palabra y nosotros nos empeñamos en poner todo lo que hemos entendido.

¡Craso error! nos penalizarán o nos darán la respuesta por mala.

2) Tense

Es muy importante identificar el tiempo verbal en el que se está hablando (presente, pasado o futuro); saber en qué tiempo está la pregunta o a qué tiempo se refiere nos ayudará a discriminar información.

3) Tono

Deberemos saber reconocer si una opinión es positiva o negativa, ayudándose del uso de la entonación o de expresiones. Por ejemplo, un “great!” como respuesta a una sugerencia…tendrá el mismo significado que un “Yes!”…pero cuidado con las entonaciones irónicas o ambiguas. Tenemos que prestar especial atención a la entonación de los hablantes.

4) Deducir

Igual de importante es saber deducir información. Tampoco pretendamos que la información nos venga dada exactamente como en la pregunta.

Por ejemplo, a la pregunta “Are you coming to the party?” La persona puede responder con un: “I won’t miss the party”, que es lo mismo que “Yes, I’m coming to the party”.

Lo que ocurre es que como es mucho más evidente esta última, es más improbable que la escuchemos tal cual. Por eso, hay que estar atentos a este tipo de giros maléficos de tuerca, ya que lo hacen para aumentar el nivel de dificultad.

5) Interferencias

Tendremos que poder entender la conversación a pesar de los ruidos de fondo.

Esas interferencias están ahí nada más que para complicarnos el ejercicio. Dependiendo del nivel de listening que tengamos que superar, las trabas irán en aumento. Las conversaciones pasan de ser monólogos con una acústica ideal, a intercambios grupales en ruidosas cafeterías en plena hora punta.

6) Predecir

Al leer las preguntas, intentemos predecir su posible respuesta. No me refiero a que te inventes las respuestas, sino que intentes averiguar por dónde irán los tiros.

Entonces, si preguntan por una calle, esperarás oír, por ejemplo, road o street.

Y si preguntan por una fecha, un precio o un teléfono, pues es el momento de desplegar nuestras antenas parabólicas para así poder captar a la perfección las cifras.

Sí, sé que puede parecer very difficult pero, como siempre decimos, la práctica hace la función de bastoncillo para los oídos.

Cuanto más nos habituemos al sonido del inglés, más fácil nos resultará entender lo que oigamos. Obviamente, al principio pillaremos tan solo palabras sueltas, pero poco a poco, seremos capaces de entender el mensaje por completo.

7) Diferentes acentos

Si estamos acostumbrados a escuchar un acento americano y de repente en el examen de listening escuchamos un acento cerrado londinense, nos parecerá que nos hemos equivocado de aula y que estamos en el examen de listening de coreano. Don’t panic!

Aparte de los recursos que te mostré en el anterior post: 5 recursos para superar un examen de listening, si buceas por Internet encontrarás miles de ejemplos de diferentes acentos.

Para pillar un poco los diferentes acentos del inglés, no te pierdas este genial vídeo que que puse en mi página de Facebook. No es la panacea, pero te puede ayudar a diferenciar los diferentes acentos del English y seguro que lo encuentras muy divertido 😉

Durante el examen

1) Lee las preguntas

Normalmente se suelen dejar unos minutos (entre 3-5) para que puedas leer las preguntas del examen antes de que empiece el listening. Usa esto a tu favor y léelas, observa lo que te piden exactamente en cada pregunta.

Puedes ir ojeando los diferentes apartados. No uses estos minutos para mirar las musarañas o para pensar que vas a cocinar para la cena: lee las preguntas detenidamente y busca posibles trampas…suelen estar ahí, solo tienes que prestar atención.

2) Paciencia

Intenta no escribir mientras escuchas la grabación.

Sí, ya sé que las personas pueden hacer dos o más cosas a la vez (…casi todas…), pero es preferible que, al menos en la primera escucha, dejes el boli quieto.

Dependiendo del tipo de examen, tendrás entre dos y tres oportunidades de escuchar el diálogo, así que, al menos en la primera ronda, no escribáis nada, solo escucha atentamente con los ojos cerrados!!

El tema de cerrar los ojos cerrados parecerá una tontería, pero tengo comprobadísimo que cuando mis alumnos cierran los ojos y escuchan la palabra que les digo, son capaces de repetirla sin dificultad porque toda su atención está puesta en los sonidos.

3) Cifras

Cuidado cuando escuches cifras, cantidades, fechas o números de teléfonos. Deberás estar muy atento porque suelen pasar como un suspiro y, a veces es un poco difícil pillarlas correctamente.

Ten en cuenta que los números se pueden decir de diferentes maneras, por ejemplo, es lo mismo decir “one thousand two hundred” or “twelve hundred”, ambos significan 1.200.

Otro ejemplo de trampilla sería la expresión inglesa: “a fiver” o “a tenner“. El primero significa un billete de 5 (dólares o libras esterlinas) y el segundo es un billete de 10.

4) Pics

Huelga decir que si hay imágenes que acompañen la pregunta es importantísimo que nos fijemos en ellas, porque ya de por sí son una pista de la respuesta adecuada. Debemos prestar mucha atención porque van a darnos un adelanto de lo que escucharemos más tarde, por tanto ya iremos sobre aviso.

5) Grammar

Cómo no, nuestros conocimientos gramaticales también van a nuestro favor.

En un examen de listening no se trata de escuchar y repetir como un loro y apuntar rápido. No, se trata de entender de lo que se está hablando, por tanto, saber si se habla de un hecho pasado o futuro. Reconocer ese tiempo verbal nos ayudará a entender de una manera más clara de qué va la conversación.

También es importante dominar, por ejemplo, los pronombres, para tener claro a quien se refieren los hablantes.

6) Contexto

Recuerda que no se pretende que seas capaz de entender every single word. Es más importante que entiendas el contexto de lo que se dice, de qué va el tema de conversación, de quién están hablando y en qué tono lo están haciendo.

Si nos mentalizamos en que puede que haya partes que no entendamos, iremos con mucha menos presión al examen, y este simple hecho, nos quitará un gran peso de encima.

Centrémonos en lo que sí entendemos, en lo que se nos pide y no nos distraigamos con la información secundaria, que está ahí simplemente para eso mismo, distraernos y despistarnos. Así que, ¡no caigas en la trampa, cierra los ojos y escucha!

Si has practicado y utilizado varios de los recursos que te propongo, el examen de listening está más que aprobado, o sea que ¡¡AL ATAQUE!! 😉

No te pierdas:

Cómo aprobar un examen ORAL de inglés

Cómo aprobar un examen de WRITING

Aprueba el FIRST CERTIFICATE

Foto proporcionada por: Microsoft

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.