7 motivos que nos “impiden” hablar bien inglés

¡ABA English incluye 144 videoclases de gramática GRATIS!

Cierta coordinadora de una academia de idiomas me comentó que más de la mitad de las personas que se inscriben para aprender inglés abandonan sus estudios antes de completar el curso y, algunos que sí terminan el curso, aunque consiguen su diploma, nunca llegan a hablar bien inglés (con fluidez).

¿Qué es lo que detiene a estos estudiantes? ¿Por qué tantas personas abandonan sus clases de inglés?

 Vamos a analizar 7 barreras que impiden tu progreso con el inglés

 1-Problema: “No me siento muy motivado”

Normalmente un curso de inglés puede durar alrededor de dos años. Cuando uno empieza su curso todo es muy emocionante. Las lecciones son sencillas y divertidas. Pero, cuando llegas al tercer o cuarto libro, el estudio empieza a volverse rutinario y las clases son más difíciles. Muchas personas deciden dejar sus estudios en este momento porque pierden el interés.

¿Cómo puedes contrarrestar la falta de motivación?

Primero recuerda por qué empezaste a estudiar inglés. ¿Era para conseguir un mejor empleo o un ascenso? ¿Para ligar? ¿Para viajar? ¿Es un tema de superación personal o es porque piensas mudarte a un país de habla inglesa? Sin importar qué fue lo que te impulsó a estudiar inglés, es esencial que no olvides tu objetivo principal.

Párate un momento y piensa:

1- Qué fue lo que te impulsó a empezar a estudiar.

2- Por qué quieres continuar aprendiendo.

Escribe estas dos preguntas en un lugar donde lo puedas ver cada vez que te pongas a estudiar. Puede ser en un post-it sobre tu escritorio o en la primera página de tu libreta.

Antes de comenzar cada sesión de estudio, léalas y recuérdate de tu meta.

Y ahora, completa las siguientes frases:

  • “I want to keep learning English so I can…”
  • “The most important reason why I’m learning English is…”

 2- Problema: “Me parece que no he avanzado nada.”

Muchos estudiantes se sienten frustrados porque no se dan cuenta de su propio progreso. Hay muchas personas que con un nivel de inglés intermedio siguen diciendo: “My English is not so good” o “I only know a little bit of English”, cuando la realidad es que han abarcado una gran cantidad de temas y se han hecho expertos con varias formas gramaticales.

No minimices tu progreso, sino terminarás creyendo que realmente no has logrado nada.

Una manera de darte cuenta de lo mucho que has aprendido es celebrando cada pequeño logro. Cada vez que termines un temario, o consigas un objetivo concreto, sal a comerte un helado de chocolate (o tomarte una cervecita) con tus amigos o compañeros de clase.

Mucha gente se da por vencida sin darse cuenta que ya van por más de la mitad. Para que esto no te suceda, haz un pequeño esquema que muestre los niveles que son necesarios para terminar el curso completo y ve marcando tu progreso según vas concluyendo los niveles. Puede ser una lista de temas e ir tachándolos según los vas completando…

3-Problema: “Lo temas que estamos tratando son muy aburridos.”

Si te sientes así, lo más probable es que solo estés usando uno o dos métodos de estudio. Para mantenerte animado varía la forma de estudiar usando “flash cards”, canciones, chistes, TPR (Total Physical Response), chateo, dramatizaciones, juegos, rimas, trabalenguas…las opciones son infinitas. Tú eres la única persona que puede hacer que tus sesiones de estudio y práctica sean más divertidas. No te aferres a un solo método de estudio.

4- Problema: “Es que no tengo con quien practicar.”

Crea oportunidades. Planifica unas vacaciones a un país de habla inglesa. Estar rodeado del idioma y conocer mejor la cultura puede renovar tus deseos de seguir aprendido. Si no tienes los suficientes fondos para ir al extranjero un par de semanas, tienes varias opciones, por ejemplo puedes intercambiar tu español con el inglés de algún americano, británico o australiano…hay un montón de webs que se dedican a esto mismo–>Pincha en este link para conocer algunas.

¿Qué más podemos hacer?

Podrías organizar una “Noche Social de Inglés.

Reúnete con compañeros de clases o conocidos que estén aprendiendo inglés, pide unas pizzas y jugad a juegos de mesa o trivial en inglés; la única regla es: hay que hablar inglés toda la velada.

Asegúrate de que los invitados sepan la regla de antemano, así podrán preparase mentalmente. Si quieres añadir una pizca de picardía puedes hacer que cada vez que alguien habla en español tenga que pagar una pequeña multa, puede ser 10 céntimos o un euro. El que comete la infracción pondrá el dinero en un recipiente en el medio de la mesa que servirá como un fondo común y al final de la noche la persona que habló menos español se queda con la pasta…o servirá para pagar las pizzas 🙂

5- Problema: “Ya sé lo suficiente.”

Muchos nunca terminan su curso de inglés porque consideran que algunos niveles altos que se centran en pronunciación y conversación, expresiones idiomáticas, o que refuerzan ideas anteriores, no son realmente tan importantes. Entonces, tienen un conocimiento básico y saben defenderse en inglés, pero se quedan estancados en una especie de “plateau” o meseta.

¿A qué me refiero? Pues, son estudiantes que se quedan en un nivel intermedio y no logran la fluidez. Cuando conversan tiene mala pronunciación y/o sintaxis y, en vez de ampliar el vocabulario, hacen adaptaciones de las palabras españolas para ver si pegan con la palabra inglesa.

Esto puede ser un hábito peligroso ya que hay muchas de estas “adaptaciones” que realmente son incorrectas. Para citar algunos ejemplos, fíjate en los típicos False Friends: para decir “actualmente”, en vez de decir “currently” dicen “actually”; para decir “carpeta” dicen “carpet” en vez de “folder“; para decir “fabrica” dicen “fabric”  en vez de “factory“…y otras atrocidades parecidas 😉

No te conformes con saber algo superficialemente, ponte la meta de “dominar” el inglés, de entender bien y hablar con fluidez. Esos niveles avanzados son necesarios para completar tus conocimientos. No te quedes en un plateau, sigue avanzando hacia arriba (moving forward).

6- Problema: “Saqué una nota malísima en el examen pasado.”

La verdad es que eso puede desanimar a cualquiera, especialmente si sientes que la clase va avanzando rápidamente y te estás quedando atrás. El examen reveló que hay algo del material trabajado que no entendiste “ni papa”, pero ahora tienes que seguir con el próximo tema. Puede parecer bastante abrumador (overwhelming).

Si ese es tu caso, puede ser que valga la pena invertir en unas cuantas clases de tutoría privada. Normalmente con una o dos sesiones de 1-2 horas podrás ponerte al día. Si la escuela donde estudias no lo ofrece, puedes buscar a un profe particular.

Para sacar el máximo partido de la sesión, sería bueno que le dejaras saber al profesor de antemano los temas que te gustaría repasar, para que él pueda prepararse. De no ser posible, has una lista de las preguntas que quieres hacerle, para que no malgastes el tiempo de la sesión rebuscando en las páginas del libro o de tu cuaderno–>Don’t waste your time and money 😉

7- Problema: “No tengo dinero para pagar este semestre.”

Es una buena idea incluir tus clases de inglés en tu presupuesto mensual y verlo como un activo, ya que realmente contribuirá a que tengas más posibilidades para un mejor empleo en el futuro.

Ahora, si verdaderamente necesitas tomar un descanso de tus clases de inglés, sea por razones económicas, de salud u otra razón personal, ¡no dejes que tus libros de inglés acumulen polvo durante los meses que no estés yendo a clase! Toma este tiempo como una oportunidad para hacer un repaso de todos los temas con los cuales tenías dificultad y para reforzar los temas que entendiste bien.

Muchos institutos requieren un examen de nivel cuando has perdido un semestre. Qué triste sería que tuvieras que repetir un libro por estar fuera de práctica. Es más, aunque no puedas asistir a clase ¿puedes comprar el libro para el próximo nivel e irlo estudiando mientras tanto?

Estos solo son algunos de los obstáculos que impiden que muchos no terminen sus cursos de inglés y se queden a medias.

Espero que con estos consejos, no te suceda a ti 😉

Y si lo que te pasa es que te cortas y te da vergüenza hablar en inglés, seguro que este post te puede servir de ayuda: Cómo superar la vergüenza a hablar en inglés.


Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.

Y sígueme en FACEBOOK. Cada día nuevos trucos y consejos de inglés