Tipos de diccionarios para aprender inglés (Part 1)

Aprende inglés más rápido

Tipos de diccionarios para aprender inglés

El hecho de explicar a un estudiante de idiomas para qué sirve un diccionario, os puede parecer una chorrada. Aún así, es importante aclarar ciertas cuestiones.

Un buen diccionario es una herramienta imprescindible en el aprendizaje de una lengua, en nuestro caso, el inglés.

En el pasado, muchos tenían que conformarse con el que fuera más asequible; los mejores resultaban bastante caros. Otros se lo tomaban como una pequeña inversión.

Por suerte, las cosas han cambiado y, además del formato impreso tenemos libre acceso a una amplísima gama de diccionarios on line y de aplicaciones para móviles, muchas de ellas totalmente gratuitas.

Así que, se acabaron las excusas. Todos podemos hacer uso y disfrute de estas herramientas.

Ahora bien, dentro del abanico de posibilidades, la cuestión surge a la hora de decidir qué diccionario de inglés debemos utilizar.

Pues todo dependerá del tipo de consulta que queramos hacer.

Consultas más frecuentes:

  1. Buscar la definición.
  2. Conocer su equivalente en nuestra lengua.
  3. Comprobar su spelling.
  4. Conocer su categoría gramatical.
  5. Encontrar un sinónimo/antónimo
  6. Saber con qué preposiciones puede ir asociada (collocations)
  7. Si se trata de un verbo, conocer sus formas de pasado y participio.
  8. Si se trata de un sustantivo, comprobar su forma plural
  9. Averiguar su pronunciación
  10. Conocer su uso dentro de una frase de ejemplo.
  11. Saber a qué registro pertenece: formal/informal

Tipos de diccionarios de inglés:

Existen diferentes tipos de diccionario. De ahí que a veces uno solo no pueda resolver todas nuestras dudas.

Algunos de ellos son:

  1. Bilingue
  2. Monolingue
  3. De sinónimos/antónimos
  4. De Phrasal Verbs
  5. De bolsillo (Pocket dictionary)
  6. On line
  7. De slang (Urban dictionary) 

El diccionario bilingüe

Realmente es el más utilizado por los estudiantes.

Es imprescindible manejar uno bueno pero, ¿y cómo valorar si lo es?

Pues si nos referimos solo a los de soporte impreso, os recomiendo que os limitéis a los diccionarios de renombre del tipo Oxford o Collins, o directamente os guiéis por razones de peso. Así, tal cual.

Sé que no parece un consejo muy profesional pero, aquí el tamaño sí que importa.

Me explico… Uno de mala calidad tan solo ofrecerá un par de posibles traducciones, sin más. En cambio, un buen diccionario bilingüe inglés-español nos proporcionará una o varias entradas, según la categoría gramatical de la palabra, con un ejemplo aclaratorio para cada uno de sus significados.

Además de traer información adicional, como por ejemplo acerca de los complementos que puede llevar. Therefore, ¿entendéis ahora por qué cuanto más grande, mejor?

Por otro lado, he de admitir que este tipo de diccionario es el más peligroso. Por eso no suele contar con el beneplácito de muchos profesores.

Muchos alumnos se olvidan de que existen expresiones y frases hechas,  palabras polisémicas, cambios de significado en relación con el contexto, entre otros factores y se limitan a dar por bueno el primer significado que se encuentran y… listo!

Hay que tener claro que a diferencia de los traductores automáticos, nosotros sí somos cabezas pensantes…casi todos…  :roll:. En teoría, somos capaces de elegir la opción más acertada dentro de la lista de las posibles traducciones, quizás también contemos con la ayuda de un contexto, sabemos qué categoría gramatical desempeña esa palabra dentro de esa determinada frase, etc.

Somos más inteligentes que una simple máquina, que solamente traduce palabra por palabra.

Así que, please!!! Tomaos vuestro tiempo para escoger el significado más apropiado y no os apresuréis en el proceso de búsqueda.

Recordad que el diccionario bilingüe juega a nuestro favor, no lo convirtáis en un arma de doble filo.

El diccionario monolingüe

Se trata de diccionarios con definiciones en la lengua meta, es decir, en nuestro caso, definiciones en inglés .

Normalmente, este tipo de diccionario está indicado a alumnos  con cierto nivel de comprensión.

Es un error usar estos diccionarios en las etapas iniciales ya que resultan de poca utilidad para alguien que comienza a dar sus primeros pasos en el aprendizaje del inglés.

Además crean en el estudiante una sensación de impotencia al verse incapaz de llegar a entender completamente la definición.

Por otro lado, en su defensa puedo decir que al tener la definición en inglés, el estudiante se fijará en la estructura de la propia definición e incluso puede que en el proceso de búsqueda  aprenda palabras nuevas.

Se diferencia del bilingüe en que este tipo de diccionario requiere una búsqueda más activa.

Implica más esfuerzo por parte del usuario.

Pero esto puede no ser un punto a su favor. Los diccionarios son libros de consulta más o menos rápida y ese esfuerzo extra por entender la definición, puede ralentizar mucho el proceso.

Los diccionarios electrónicos

¡Son la bomba!

Tanto para los traductores como para los estudiantes ¡Bienvenido sea todo lo que nos ahorre tiempo:mrgreen:

Tan solo hay que introducir la palabra y… ¡la buscan por nosotros!

No hay que dejarse la vista, ni pasar página tras página, ni repetir el abecedario mentalmente una y otra vez…(yo después de la “s” me pierdo jeje).

Además suelen tener la opción de escuchar su pronunciación.

¡Si es que son todo ventajas!

Los tenemos en diferentes formatos:

I. Diccionarios on-line: No tenemos que instalar ningún programa. Se actualizan con frecuencia. Algunos permiten hacer consultas en foros.

La pega: necesitamos tener conexión a Internet.

Un ejemplo de este tipo de diccionario, y posiblemente el más consultado es el de Word Reference. Si eres estudiante de inglés, segurísimo que lo conoces.

II. Diccionarios en CD-ROM y Apps: Son similares a los anteriores, pero éstos sí requieren de instalación.

Lo bueno es que no necesitan conexión a la red.

¡Un click sobre el icono y voilà! El Longman Dictionary of Contemporary English, es un ejemplo.

Sobre las nuevísimas tecnologías y los diccionarios Apps para Iphones y tablets y demás dedicaremos un post aparte, que tiene telita el tema.

El diccionario de slang (Urban Dictionary)

Cuántas veces habremos escuchado una palabra en una canción o en una peli y no hemos podido dar con ella en ningún diccionario de los ya citados.

Pues bien, seguramente se trate de algún término coloquial o de alguna palabra de nuevo uso.

Estos diccionarios on line suelen estar súper actualizados y los suelen actualizar los propios lectores, de ahí la gran variedad de palabras usadas en todo el mundo que aparecen.

Continuamente se van añadiendo términos de uso cotidiano. Se ofrece una frase de ejemplo para entender su uso dentro de un contexto y además puedes escuchar su pronunciación.  No existe ningún reparo a la hora de definir la palabra. Se definen de manera clara y directa, ¡como nos gusta a nosotros!

Puede resultar bastante entretenido darse una vuelta de vez en cuando por estos diccionarios para ponernos al día en todo tipo de palabras taboo.

El urbandictionary.com es uno de los más conocidos.

Fijaos en los siguientes ejemplos, hay palabraso expresiones con las que te meas de la risa:

 

urban dictionary

Aquí tenéis la 2ª parte de Tipos de Diccionarios para aprender inglés.

Have fun…and don’t have the Nic Cage Syndrome, please!

Si te ha gustado este post, no te olvides de suscribirte a mi blog.